Maternidad

Libros sobre educación // Las leyes naturales del niño

las leyes naturales del niño - Meraki Journals
 

Estos días he estado leyendo el libro Las leyes naturales del niño del sello editorial Aguilar, y me ha parecido una lectura muy interesante sobre la experiencia de la educadora Céline Alvarez en un parvulario francés. La base de su método es respetar y apoyar el desarrollo natural del niño, acompañarlo y trabajar con él para potenciar su capacidad innata, no solo para aprender, sino también para amar. Es una lectura muy interesante que estoy recomendando a todas las madres y padres que conozco. En el libro se dan muchísimos ejemplos prácticos y pautas muy sencillas para aplicar en casa. Algunos de mis favoritos son los que hace referencia al lenguaje y al entorno.

 

Decir las cosas por su nombre

Un cambio muy pequeño y, a la vez, muy efectivo. Usar con los pequeños un vocabulario rico y un lenguaje elaborado. Con tiempos verbales correctos y diciendo cada cosa por su nombre. La autora explica que notaron muchísima diferencia en la expresión oral de los niños si les hablaban de forma correcta y específicamente descriptiva. Qué fácil es decirles, por ejemplo, “este geranio de color rojo me parece precioso” en lugar de “qué flor tan bonita”.

 

Un entorno rico, pero no sobrecargado

Miquel no empieza el colegio hasta el año que viene, pero en las últimas jornadas de puertas abiertas que se hicieron el pasado mes de Marzo aproveché para ir a ver algunas escuelas. Recuerdo la visita a las aulas de P3 y P4 de una de ellas. Pasillos llenos de trabajos manuales de colores, frases colgadas de las paredes en distintos idiomas, dibujos por todas partes, fotos y posters colgados… ¡la verdad es que en ese momento me parecieron unas clases preciosas….! Pero cada vez me parece más apropiado limitar este tipo de estímulos para no sobrecargar a los niños y crear espacios más limpios y neutros. Como en los juguetes, cuánto más sencillos y con menos sonidos, luces y colores, mejor. En casa lo agradecemos todos 😉

 

La importancia de no hacer nada

Para fomentar la creatividad seguro que habéis escuchado las ventajas del “no hacer nada”. A todos nos ha pasado que, después de dar muchas vueltas a un tema, se nos ocurre la mejor idea para solucionarlo días después o en algún momento en que justo no estamos pensando en nada en particular. Pero claro, ¿cómo explicas esto a un niño de 2 años? Y, mas difícil aún, ¿cómo lo aplicas? En el libro la autora explica cómo lo hacían en el parvulario, sencillamente colocando una bonita silla de mimbre en un lateral de la clase. Cada vez que algún niño se sentía con ganas de descansar podía ir allí y estar sentado el rato que quisiese. Sin tener la obligación de explicarse ni de hacer nada en particular. Un método 100% mindfulness.

 

Espero que estos ejemplos os hayan parecido tan interesantes como a mí. En el libro encontraréis muchisimos más y también ideas de juegos didácticos para hacer en casa. Aquí os dejo el link para que tengáis más info: Las leyes naturales del niño.

Y si queréis ver algún post más sobre maternidad, os dejo aquí el último que he escrito: Mi momento favorito del día contigo, con experiencias de distintas madres sobre el instante del día que no falta nunca en su Meraki 😉

Un abrazo,

Marta.

P.D: En la foto Miquel tenía menos de 6 meses. ¡Con estos cubos jugó muchísimo..! Aún le gusta jugar con ellos para apilarlos y, por supuesto, tirarlos al suelo 😉

 

2 comentarios

  1. Roby
    octubre 30, 2017

    Muy Interesante Marta!
    Lo compraré para leerlo.

    Responder
    • Marta Collet
      octubre 30, 2017

      Seguro que te gusta, es un libro muy interesante! 🙂

      Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *